Te Cuento Un Cuento

Te Cuento Un Cuento

Gigliola Zecchin Canela

Por Edgar Tavitas

Canela, tiene una gran trayectoria, su trabajo trasciende entre muchas palabras, muchas imagenes, transportandote a reinos, mares, dragones. 

Disfrute cada palabra de esta entrevista.

 

Gracias Canela!

 

 

 

¿Por qué escribir para niños?

 

¿Por qué no?

La verdadera respuesta es algo misteriosa.

Quizá se deba a que me siento niña en muchas cosas, o sigo mirando el mundo con los mismo ojos asombrados de cuando era niña. De hecho cuando escribo, creo que me escribo a mi misma, a esa lectora que trataba de desentrañar el secreto de las páginas y que aprendió a leer pronto y cada vez mas y mas rápido y con mayor avidez. 

 

-¿En que te inspiras para crear algo?

 

Esto me sorprende, quiero decir el tema de un cuento o de un poema. simplemente aparece. Y es como la punta del hilo de un carretel. Lo voy tirando despacito y…surge la historia, asoma un personaje. Después descubro que era algo que tenía muy guardado y que aparece escrito adentro de una historia. Me gusta contarles a los niños que siendo muy chica, un hermano mayor me “robó” la página de una revista que me habían dado en el jardín de infantes. Después de la guerra, en Italia, donde vivía todos éramos pobres, el país también, también la escuela, entonces a cada niño una página de una revista infantil debió parecerle un tesoro. Mi hermano, que era pelirrojo y muy travieso me dijo verás que hago algo mágico: y plegó con la hoja un barquito de papel. Lo puso en el agua de rio y allá fue flotando mi tesoro. Lloré mucho porque creí que la había perdido para siempre . Per no fue así, muchos años después escribí “Barco Pirata” un cuento en el que unos niños… Bueno, hay que leer el cuento. Pero recuperé esa hoja, hice mi propio barco y se llenó de chicos piratas. Peques piratas dirían ustedes. Esto es lo que tiene de maravilloso la escritura, se pueden recuperar, hacer crecer, reinventar, cosas que nos pasaron, aún las que nos causaron dolor y convertirlas en historias para compartir.   

Y si quieres escuchar el relato AQUI

 

-¿Cuál es el procedimiento para realizar tu trabajo podrías contárnoslo a grandes rasgos?

 

Es un trabajo que requiere paciencia y pasión, la  misma que aplican los niños cuando juegan. Hay que escribir y escribir, corregir y pulir. Como se pule la madera. No siempre salen las cosas bien. Pero no es un trabajo mecánico, las ideas surgen de la mente y del corazón, Hay que poner  nuestras pequeñas verdades en esas ideas y liberar la fantasía, la misma que nos asombra en los sueños, dejar que imaginación haga lo suyo.     

 

 

-¿Te identificas con algún personaje de tus libros?

con todos, y es magnífico sentirse ratón o pájaro o bruja…

 

 

-¿Cómo consideras el sistema educativo actual?

No me gusta generalizar. Pero voy a darte un ejemplo. El colegio que mas amaron mis hijos, que ahora tienen ya sus propios hijos. se llamaba Panambí que en guaraní significa: Mariposa. Los niños y niñas no mas de 15 por grupo, tenían una maestra y un maestro... Aprendían a coser, a hacer la comida, a vendarse una herida a sembrar y cuidar las plantas de la huerta. Y en las fechas patrias, los padres raramente eran invitados. Eran fiestas en las que ellos mismos celebraban a su modo, las cosas del pasado y de la historia, y no o hacían para exhibirse sino para sentir. Y  Ah…ellos aprendieron a hacer sus cuadernos con papeles de descarte, nada de comprar y sus maestros hacían a mano los libros con los que estudiaban.

Aquí en la Argentina hay experiencias diversas, las mas exitosas son las que permiten que los maestros sean creativos y la escuela construya su propio mundo, con sus reglas y sus objetivos en los que a menudo los chicos y los padres son consultados. 

 

 

- A los papás ansiosos por leerle a sus peques ¿Qué les recomendarías?

Que lean primero ellos, en general los padres lectores no son ansiosos porque los chicos tienden a imitar lo que hacen los mayores. Ayuda mucho leerles algo al final del día. 

 

- ¿Es difícil entrar  como escritor en el mundo de la literatura infantil?

No es fácil. Y antes que nada hay que escribir bien, es importante la autocrítica. Pero nada que yo sepa en la vida es demasiado fácil.

 

-¿Algún proyecto que hayas pospuesto hasta la fecha?

Viajar a oriente. 

 

 

- Si pudieras dar un consejo a los peques ¿Cuál sería?

No se si a los peques les gustan los consejos. Preferiria leerles un cuento.

O leerles un poema. Aquí va uno:

 

 

El encuentro

 

Dijo el charco

quiero ser un lago

y bebió de cada lluvia un poco más

 

dijo el lago

quiero ser un río

y sin descanso abrió un surco en el campo

 

dijo el río

quiero ser el mar

y con sus manos húmedas cavó hasta llegar

 

descubrió una playa

un barco pirata

el cielo infinito

el faro, la sal

 

y una rara sirena

que siempre había soñado

vivir en un charco

adentro del mar   

 

 

(este poema está en el libro “Poemas de alta mar” de Editorial comunicarte)

 

 

 

MarseLa Hajdinjak_krec

 

 

 

 

 

 

 

 

Lucy Makuc

Por Edgar Tavitas

 

Las ilustraciones de Lucy, me trasportaron a un lugar de paz y mucho colorido, dónde los personajes se muestran de una manera muy amable, y los colores trasmiten una paz interior.

Asi que Teclado en Mano le hice una pequeña entrevista

-Para quien desee conocerte, háblanos un poco de ti. Tu pasado, tus gustos y aficiones.

Mi nombre es Lucía, soy hija de mis padres, hermana mayor de mis hermanas, afortunada tía de mis sobrinas y además, compañera de mi novio y dos gatos con los que vivo. Mi comida favorita es la pizza, me encantan las caminatas largas y andar en bicicleta sobre todo cuando hay sol. Me gusta escuchar música, no suelo cantar en la ducha pero sí cuando lavo los platos. Tengo rulos como mi papá, y de él heredé también el gusto por dibujar. Dibujo desde que recuerdo y espero no olvidarme nunca de hacerlo porque me gusta mucho.

-Como iniciaste a dedicarte a esto?

Cuando era chica no creía que dibujar podría considerarse un trabajo, pero sin embargo siempre intenté todo lo posible para que así fuera. Tuve la suerte de trabajar durante un tiempito en un taller de escenografía que me acercó a conocer otros materiales y a ver la imagen de otra manera. Después, bastante después, probé diseñando juegos, y otra vez me llevó al dibujo… Y decidí que esto era lo que me gustaba y quería para mí.

-En que te inspiras para crear algo?

Cuando soy libre para elegir lo que quiero dibujar me inspiro en muchas cosas y todas distintas, a veces en la letra de una canción, otras en una idea loca que se me ocurrió. Otras veces son los colores o los materiales los que invitan a dibujar ciertas cosas y otras no.
 

-Cuál es el procedimiento para realizar tu trabajo podrías contárnoslo a grandes rasgos?

Si hay un texto, pues primero leo con atención. Voy imaginando las imágenes y  después decido si son o no aptas, relevantes o si enriquecen lo escrito. Después, dibujo. En este momento estoy usando la compu para colorear. Pero muero de ganas por probar cosas siempre.

-De todos Tus trabajos que has hecho de cuál te sientes mas orgulloso?

Mmm… No creo tener uno que me enorgullezca más que otro. Creo que cada uno de los trabajos me ha presentado dificultades y dejado aprendizajes al llevarlo a cabo.

 

 

-Te gusta la lectura? Qué libro nos recomendarías que haya influenciado en ti?

Me encanta leer. Disfruto mucho de las novelas y las historietas. Uno de los libros que me emocionó mucho en este último tiempo fue: El corazón y la botella de Oliver Jeffers, para compartir con la familia. Disfruté muchísimo leyendo Ricardo III de Shakespeare, La insoportable levedad del ser de Kundera, 1984 de Orwell, El señor de los anillos de Tolkien, Y en historieta Manu Larcenet y sus combates cotidianos es excelente, lo mismo que Bone de Jeff Smith o Escuela de monstruos que hemos leído con mi sobrina de el argentino El Bruno. En la variedad está el gusto, dicen.

 

-Con cual técnica te identificas más?

Voy cambiando mucho. Creo que más que identificarme sería como “qué me dan más ganas de ir explorando”. Cada técnica es un mundo inagotable de posibilidades, y ahí está el desafío, lo lúdico y lo emocionante. En este momento estoy con crayones y polycromos, una delicia. Y los distintos soportes también son importantes! Las hojas de colores o con distinto grano me llaman mucho la atención.

-Cuáles son tus influencias de tu trabajo?

Van variando según las etapas. Hay muchísimos artistas que admiro. Una gran herramienta súper nutritiva que uso son los blogs, donde es enorme la cantidad de profesionales y aficionados que exponen sus obras, tengo una lista que se va modificando constantemente. Me gustan por ejemplo desde un jamie hewlett hasta un Poly Bernatene, de un Alberto Breccia a un Bill Watterson.

-Como te visualizas en 5-10 años.

En casa, haciendo lo que me gusta que es dibujar. Habiendo terminado proyectos y comenzando otros. Siempre en movimiento.

-Si pudieras darles un consejo a los peques sobre la lectura, ¿cuál sería?

Que apaguen la tele y salgan a jugar al aire libre, para después disfrutar más de la lectura. Que hablen con sus papás sobre lo que les interesaría leer. Que no tengan vergüenza de leer en voz alta ni de entrar a la biblioteca, que como dice Quino en su Mafalda: Un libro es un buen amigo. Y si tienen hermanos mayores, tíos o papás con quienes compartir la lectura que lo hagan! Nada más lindo que la charla que se genera a partir de la imaginación después de una lectura, aunque ese sería más un consejo para los grandes…

-Y para terminar, algunas palabrillas para quien esta pensando en aventurarse al en tu mismo camino

Que perseveren. Que no hay una sola puerta que golpear, son muchas puertas. Y que deben prepararse para ser además de dibujantes, buenos vendedores (de su obra), economistas (de sus ingresos) y buena gente. Un ilustrador, historietista, dibujante, siempre termina o empieza contactándose con otros colegas, y siempre es más nutritivo para sí mismo el tener un buen trato. Que está bueno tener un buen ojo crítico para la propia obra, pero no ser destructivo, tampoco adularse y dormirse creyendo que “ya  está, soy un genio” porque nunca se acaba el camino del hacedor de arte. Hacer y hacer, hasta poder presentar ante algún editor un “estilo” que uno pueda utilizar, una carpeta prolija, bien armada, con ilustraciones terminadas que sigan una línea puede ayudar a averiguar cómo se va moviendo el mundo de tal o cual editora. Ser observador.



Te agradezco por la propuesta.

Abrazo.



 



 



 


 

 

 

 

Sasha Ivoylova

Ilustraciones repletas de fantasía y ternura nos presenta Sasha Ivoylova

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

RaqueL DíaZ RegueRa

Imágenes llenas de fantasía, tiernas, terroríficas.

Excelente trabajo de Raquel.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Blog Stats

  • Total posts(37)
  • Total comments(12)

Forgot your password?